Los cuarzos son minerales, elementos naturales, silenciosos, que nos acompañan, protegen y armonizan tanto a nuestro cuerpo físico como a los ambientes donde se encuentren.

¿Cómo preparar una piedra?

Es necesario purificar la piedra para retirar las energías que llevan en ellas, ya sea de otras personas o de nosotros mismos.
Una manera de limpiar las energías negativas es colocarlas en un recipiente con agua y sal gruesa, y luego dejarla reposar toda la noche a la luz de la luna.

Propiedades de piedras y cristales

Artículo extraído de la Comunidad Holística Duendes Avalon:

Ágata: es un tipo de cuarzo que se presenta en diversos colores y tonos, tanto lisas como con franjas. Se la utiliza como amuleto para preservar los poderes psíquicos y la claridad de pensamiento, y también se le adjudican propiedades curativas de dolores y enfermedades.
Es la elegida para rituales laborales o económicos

Aguamarina: se relaciona con la claridad del habla, y es usada para mejorar la comunicación y para tener mejor diálogo. Esta piedra debe pasar de mano en mano como señal de fidelidad y de amistad, y debe ser conservada donde le dé el sol directo para que recargue sus poderes.

Amatista: es útil para aliviar dolores y curar enfermedades graves o simples. También es utilizada para la relajación y la meditación, y para curar las penas de corazones rotos.
Se la emplea comúnmente para la meditación y la relajación durante el sueño

Citrino: es la gran elegida para los rituales relativos a éxito empresarial y laboral. Posee propiedades de protección y buen augurio en las actividades laborales, y se dice que aumenta la productividad de sus portadores,elevando sus capacidades intelectuales.

Cuarzo: es el gran desbloqueador de las energías. Es el que ayuda a conducirlas mejor, encaminando las intenciones y pensamientos por el camino positivo. Se lo utiliza para protección, defensa y claridad. El cuarzo transparente, o cristal de roca, es el elegido para, además, tratar enfermedades y aliviar dolencias, mientras que el cuarzo rosa o el verde, son usados para la meditación y la clarividencia.

Esmeralda: es considerada casi sagrada, y se la utiliza para los pedidos urgentes y más profundos, referidos a la sanación, la iluminación y la armonía espiritual. Es la privilegiada para los rituales de amor sincero

Lapislázuli: es la piedra de la sabiduría, de la verdad, de la integridad y de la iluminación. Es protectora contra los ataques psíquicos externos. Es eficaz en el desajuste emocional, cura la melancolía, libera situaciones traumáticas del pasado, nos permite desarrollar nuestra intuición y tener una mayor claridad de pensamiento espiritual. También se la utiliza para obtener abundancia, tiene el favor divino y otorga la capacidad y el éxito, atrae la fortuna.

Ónix: esta piedra puede ser de un negro profundo pero también la hay veteada y de color claro. Esta piedra atrae magnéticamente las vibraciones negativas y las disuelve. Las vibraciones negativas al penetrar en el ónix, se sumergen en el vacío de la nada. Así cualquier energía negativa, venga de donde venga, se debilitará y quedará anulada al contacto con la piedra.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar