Los Registros Akáshicos son una memoria universal de la existencia, un espacio multidimensional dónde se archivan todas las experiencias del alma incluyendo todos los conocimientos y las experiencias de las vidas pasadas, la vida presente y las potencialidades futuras. Este sistema energético contiene todas las potencialidades que el alma posee para su evolución en esta vida y su verdadera razón de ser, el sentido de la existencia. Existe para el plano individual, planetario y universal con diferentes frecuencias vibratorias.

El adjetivo akáshico proviene de Akasha, un término existente en el antiguo idioma sánscrito de la India, que significa "éter", espacio o energía cósmica que penetra en todo el universo y es el peculiar vehículo que transporta el sonido, la luz, la vida.

El Akasha nos abre los ojos a la dimensión profunda más allá de las cosas, el tiempo y el espacio; nos aproxima a la comprensión de la naturaleza fundamental del mundo y de nosotros mismos. Nos revela que debajo de la superficie de las apariencias hay un mundo interconectado “holográficamente in-formado” en el cual todas las cosas se encuentran inmersas en un entramado, se crean a sí mismas y a través de sus conexiones cósmicas crean a todas las cosas. Nos hace consciente que realmente somos uno, nosotros, los seres humanos, el mundo, el universo, que el macrocosmos está en el microcosmos, y que nuestra acción le afecta al todo. Nos recuerda el poder creador que llevamos dentro, de las responsabilidades y las infinitas posibilidades. 

Fuente: sitio Johannes Uske, Barcelona.

                                                                                 
Mis registros

La primera vez que decidí realizarme una lectura de registros akáshicos lo hice en un momento de emergencia. Llegué a la casa de una persona que en pocos minutos desnudó mi alma por completo. No nos conocíamos pero su mirada y sus mensajes me hicieron sentir que éramos más que desconocidas.

Ingresé expectante, con muchas dudas que fueron bajando en ansiedad y cobrando respuestas claras, necesarias.
Hablamos de mi pasado, de mi presente, en relación a varios aspectos de mi vida y de futuro también. Volví impactada, mis Ángeles, mis Guías y mis Maestros estaban cerca.

Fueron varios los encuentros posteriores, siempre que mi pecho me avisaba que era necesaria una nueva conexión. Incluso con otros canalizadores que en cada instancia pusieron en palabras los mensajes que mi alma alborotada debía recibir.

No todas las lecturas fueron similares, cada una es irrepetible y los mensajes se llenan de calma y neutralidad. Recibimos la información y naturalmente realizamos una interpretación interna, la asimilamos.
Incluso luego del cierre continuamos un proceso de sanación que nos da la mano para seguir creciendo respecto al conocimiento más íntimo de nosotros mismos. Con certezas más pronunciadas que abrazan y acarician lo que quizás antes no se sostuvo, que nos ayudan a buscarnos y a encontrarnos.

¿Los registros me pueden informar de aspectos negativos?

Los Registros Akashicos funcionan como una terapia y como tal, toda la información que reciba la persona será única y exclusivamente para su evolución. No escucharemos nada que nos perjudique, todo lo que recibamos será porque lo debemos recibir en ese momento. Si nos rodean personas o aspectos negativos, los recibiremos en forma de advertencia, siempre para poder mejorar y evolucionar internamente. 

¿Los registros hacen futurología?

Al igual que mencionamos en la sección de Tarot, los Registros Akáshicos no son un oráculo y no hacen futurología. Al abarcar aspectos del pasado y presente también podrán abarcar aspectos del futuro, dependiendo de la persona que esté consultando y lo que deba escuchar en ese momento. A pesar de ello, siempre debemos tener en cuenta que existe el libre albedrío, es decir, el poder de elegir y tomar nuestras propias decisiones. Esto significa que siempre que tengamos un dato del futuro, será relativo, porque involucra a personas con libertad de elecciones y posiblidad constante de modificar lo que vivirán. 

¿La persona que abre los Registros entra en trance? 

No, la persona que abre los Registros Akashicos es una mensajera y no cambia su estado físico o psíquico para actuar de intermediaria. Lo que se hace para abrir los registros es llevar a cabo una lectura previa en conjunto con la persona, en donde se incluye el nombre completo de quien consulta y una serie de protecciones para que en la apertura sólo lleguen mensajes de luz. Toda la sesión transcurre con normalidad y con mucha paz.

Comentarios  

0 #2 Árbol de Cerezos 31-05-2016 15:02
Cito a Marcos:
Buenas noches, quisiera saber donde pueden informarme mis registros en montevideo? Gracias

Hola Marcos! cómo estás? Gracias por tu contacto. Te contamos que dentro de nuestra sección Lugares de Encuentro hay varios terapeutas que se dedican a abrir los Registros Akáshicos.

http://www.arboldecerezos.com/lugares-de-encuentro

Entre ellos:
Mary del Carmen Machado
Cristian Rivarola
María José Pratt
Vanessa Pintos
Jorge Mendioroz

Podes ingresar a la ficha de cada uno de ellos y allí obtendrás más información, en conjunto con los datos de contacto.

Un abrazo y quedamos a las órdenes!
Citar
+1 #1 Marcos 31-05-2016 05:01
Buenas noches, quisiera saber donde pueden informarme mis registros en montevideo? Gracias
Citar

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar