Abrir y expandir conciencia.

Tan pronto como la vida nos fue dando experiencias, fuimos mirando hacia dentro de nosotras mismas mientras muchos continuaban y continúan mirando hacia afuera. Algunos sucesos claramente identificados nos hicieron tratar de revertir nuestros sentimientos y comenzar un viaje tan mágico como secreto para cada una.  Nos preguntamos ¿y si no nos hubiese pasado tal situación estaríamos aquí y ahora en esto? No lo sabemos…probablemente no…lo que sí sabemos es que todo, absolutamente todo sucede por algún motivo y ese motivo confluye en la evolución de nuestras almas :) 


Alguien alguna vez nos dijo:

“Todas las personas que te cruzas en tu vida son tus maestros, tus amigos son tus maestros, tus enemigos son tus maestros, tu familia es tu maestra. Si consideras que tu padre o madre por ejemplo te hizo infeliz, no lo veas así, ellos son tus verdaderos maestros y obtendrás de ellos los mejores aprendizajes”.


Luego de mucho tiempo sintiendo que no “encajamos” en este mundo, de sentir injustas algunas de las cosas que nos sucedieron, de saber que no sólo es lo que vemos y de tener la sensación de ser algo más antiguo que nuestra no tan abultada edad física, luego de todas estas sensaciones comenzamos a encontrarnos y también a obtener muchas más preguntas que respuestas.

Es un lindo comienzo…nuestra vida aquí y ahora cobra muchos más colores y sabores, condimentos nuevos hasta ahora desconocidos.


Claro, no todo es color de rosas (como nuestro pequeño árbol de cerezos representa, a veces rosa y a veces sin ninguna flor). Decidimos optar por este camino, primero de búsqueda y encuentro interior, que nunca finaliza, para después compartirlo con todos quienes estén dispuestos a comprenderlo o traten de hacerlo. Muchas veces se trata de rasgar nuestras vestiduras, nuestras máscaras sociales, de desaprender lo aprendido desde que nacemos, de asumir lo que somos, de decir si no somos felices sin miedo o si no somos libres sin titubear.  De ir hasta lo más profundo de nuestro ser, llorar, buscar, conocer verdades que duelen, sentirnos incomprendidos y aún así, aún así seguir adelante porque sabemos desde nuestra alma que estamos cuidados y que todo sucede por alguna mágica razón. Ese sentir que nos resuena hace mucho tiempo… de a poco todo va cobrando un sentido exquisito. 


Aprende, actúa y comparte
, los tres pilares de este sitio, para nosotras, la trilogía perfecta que te llevará a aprender y a comprender para aplicarlo en tus propias vivencias y luego porqué no, continuar ayudando a otros (seres humanos, otras especies animales y a la sabia naturaleza en su totalidad).

La empatía está inmersa en cada uno de estos tres conceptos, empatía con uno mismo y empatía con todos los otros seres del planeta.